fbpx

Motivación para Hacer Ejercicio: Descubre 3 Consejos

motivacion para hacer deporte

Por salud, alejar el estrés e incluso para distraernos. El ejercicio es una de esas actividades necesarias. Por eso, hoy hablaremos de algunos tips que puedes poner en práctica cuando quieras motivarte para hacer ejercicio de forma regular y forjar uno de los mejores hábitos de que puedes disponer.

Para empezar vamos a dejar las cosas claras con esto de hacer ejercicio y ponerse en forma. Tú tienes todo el derecho del mundo a tener kilos de más y a estar débil y sin energía, aunque no es aconsejable, ya que todos los excesos son perjudiciales, pero…

Tienes derecho a acumular grasa alrededor del abdomen o en las caderas, a estar dolorido cada vez que intentas moverte y a jadear a los dos minutos de aumentar el ritmo de tu paso.

Es más, tienes derecho a sufrir una enfermedad cardiopulmonar o cardiovascular. Tienes derecho a estar triste, deprimido y enfadado, a estar estresado o deprimido. También tienes derecho a quedarte en casa a mirarte en el espejo y decir, “hay que ver cómo me estoy poniendo” o “qué bien me vendría un poco de ejercicio para estar más fuerte” y no hacer nada para cambiarlo.

Tienes derecho a tener problemas articulares, debilidad ósea, dolores crónicos de espalda, rigidez, debilidad y falta de tono muscular. Hasta ahora también tenías derecho a quejarte por querer cambiar todo esto y no saber cómo hacerlo.

A continuación vamos a ver cómo conseguir motivarte a hacer ejercicio de verdad, sin excusas y dejar de ser condescendiente.

Encontrar la Motivación para hacer Ejercicio

Para la mayoría de la gente la motivación para hacer ejercicio no es algo natural. Los seres humanos somos comodones, que le vamos a hacer. Se está muy bien con los amigos o en casa -sobre todo si hace mal tiempo-.

También es cierto que cuesta mucho dejar de hacer algo importante.

Pero decir “no tengo tiempo”, “no tengo ganas”o “tengo otras cosas que hacer” no son excusas válidas, aunque te lo parezca. 

Si no tienes tiempo ahora para cuidar de tu salud tendrás que sacarlo después para lidiar con tu enfermedad, con tus dolencias y con las dificultades derivadas de la falta de ejercicio y la vida sedentaria.

Lo importante es amar aquello que hacemos y forjar el hábito. Sabemos los beneficios que nos va a reportar el ejercicio, por lo tanto, ¿qué mejor que amarlo? Aunque es cierto que no a todos nos gusta el mismo tipo de deporte, solo faltaría eso.

Por lo que, mientras unos prefieran apuntarse a un gimnasio, otros prefieren salir a caminar. Cualquier ejercicio o actividad física es válido mientras movamos el cuerpo.

1. No lo pienses y ponte en marcha.

mujer empezando a hacer ejercicio con motivación

Que hay que hacer ejercicio es algo necesario por distintos motivos, esto lo tenemos claro. Que cuesta coger la rutina es evidente, porque en caso contrario probablemente no estarías leyendo esto y todo el mundo se ejercitaría regularmente.

Así que no lo pienses más, no pongas excusas, no busques razones, no justifiques tu decisión. Simplemente hazlo.

No importa lo cansado que estés, no importa el frío que haga, no importa lo mal que te veas con la ropa de deporte, no importa que se te estropee el pelo con el ejercicio, no importa que sea muy tarde o muy temprano, no importa que estés cansado o dolorido. Ponte en marcha y punto. Y así todos los días, o al menos unos días preestablecidos y fijos.

Planéalo el día anterior, de forma que cuando llegue el momento tengas que pensar lo menos posible, solamente seguir un plan previamente establecido. Existen muchas formas de hacer ejercicio, dentro y fuera de casa, incluso en el trabajo, elige la que más se adapte a ti, tus gustos o tu contexto, siempre hay una buena opción, deja las excusas vagas a un lado.

2. Visualiza cómo estarás en el futuro sin hacer ejercicio.

persona sedentaria por no hacer deporte

Visualizar cómo estarías después de entrenar unos meses para acercarte más a tu meta. Aunque es fácil hacerlo, el problema es que a mucha gente eso ya no le vale, porque se atasca en el conformismo y el pensar en el esfuerzo y el sacrifico ya le agota.

Para evitar que el foco de tu mente se centre en el esfuerzo o el sacrificio a corto plazo, proyecta tu visualización a largo plazo e imagínate cómo estarás en unos años, tanto a nivel físico como de salud. 

Mírate dentro de cinco, de diez, de veinte años. Preséntate a ti mismo con setenta u ochenta años (si llegas). Decepcionante, ¿cierto? Dolores crónicos, debilidad física, obesidad, incapacidad, tristeza, frustración…

“Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad”.

Edward Stanley

Visualizarnos en un futuro es un acto de empatía hacia nosotros mismos. Intentar vernos en un periodo de diez años y desearnos estar sanos, es un trabajo empático que nos puede reportar grandes beneficios.

¿Cómo estaremos en diez años si no hacemos ninguna clase de ejercicio? Muchos, probablemente, echarían la vista atrás arrepentidos de no haber empezado a practicar algún tipo de deporte, pero ya será tarde.

3. Piensa en cómo acabarás la próxima sesión

satisfaccion por haber realizado ejercicio

En vez de pensar en el ejercicio a largo plazo, una de las claves principales para motivarte a hacer ejercicio es ir día a día, paso a paso sin agobiarse.

Así que ahora piensa en la próxima sesión, pero no en lo que te va a costar salir de casa, o en la pereza que tira de ti hacia el sofá. Piensa y focalizate en cómo te sentirás al terminar, y que cada día que superes estarás más cerca de forjar el hábito, el automatismo.

Otros trucos que te ayudarán a tener motivación para hacer ejercicio

La actitud disciplinaria con uno mismo está  bien para arrancar a hacer ejercicio, pero la autoestima y el bienestar psicológico se acaban resintiendo si no consigues mantener una rutina. Para evitarlo, aquí tienes algunos pequeños trucos que te ayudarán:

  1. Lávate el pelo solo los días que hagas ejercicio.
  2. Viste tu ropa de entrenamiento para salir a la calle, o déjala ya preparada para cuando vuelvas del trabajo.
  3. Escribe cómo te sientes después de cada entrenamiento.
  4. Recuérdate a menudo por qué empezaste a entrenar.
  5. Pregúntate si te sentirás bien después de saltarte una sesión de ejercicio.
  6. Apúntate a clases de alguna actividad física dirigida.
  7. Prueba a ejercitarte en grupo, con amigos o familiares por ejemplo.
  8. Rodéate de estímulos motivadores (música, imágenes, etc.).
  9. Plantéate desafíos graduales, progresivos y alcanzables.
  10. Fija objetivos a largo plazo y proponte un premio, un capricho, una recompensa.
  11. Rodéate de personas que te apoyen y te motiven, si hacen ejercicio o alguna actividad física mucho mejor.
  12. Busca entretenimiento para los ejercicios más largos y duros, como los audiolibros o la música.
  13. Adopta y ajusta tu dieta para que este acorde a tus necesidades, pues te ayudará a tener energía para entrenar.
  14. Utiliza aplicaciones para entrenar.
  15. Busca un ejercicio o deporte que te enganche, o simplemente camina.
  16. Piensa en cómo estás desafiando a todos los que no creyeron en ti.
  17. Compite contra alguien o contra ti mismo.
  18. Cuando domines algún deporte, apúntate a campeonatos o torneos sociales.
  19. Prométete no ser nunca el último en las clasificaciones.
  20. Apúntate con amigos al gimnasio.
  21. Haz un seguimiento de tus mejoras (medirte).
  22. Establece un premio por conseguir tus metas.
  23. Recuérdate lo fuerte que te estás volviendo día a día.
  24. Recréate en cómo ha mejorado tu salud, siéntete dichoso.
  25. Cuando creas que puedes hacer algo, créete a ti mismo, pues es cierto.
  26. Elige días de descanso y respétalos.
  27. ¡Divértete!

Todos los tips que hemos visto hoy te pueden a ayudar a forjar el hábito y a partir de ahí, el propio automatismo se encargará de que sigas tus rutinas de ejercicio sin esfuerzo, al contrario, cuando por algún motivo real no puedas realizarlo lo encontrarás a faltar.

Recuerda, «Somos lo que hacemos».

Jeroni Calafell

Jeroni Calafell

Me encanta ayudar a las personas a mejorar sus vidas, a levantarse, a avanzar, tanto en su faceta profesional como en la personal, en cualquier aspecto que decidan y determinen que es importante e ilusionante para ellas.

E-Book Gratis | Tu Coach de Éxito

Nuestro E-book "Motivaciones en la Vida para Lograr el Éxito Personal", es una excelente guía para orientarte hacia la consecución del éxito personal y ser más feliz. ¡Y te divertirás leyéndolo! ;)

¡CONSIGUE GRATIS NUESTRO E-BOOK!

Deja un comentario

© Tu Coach de Éxito 2022. Todos los Derechos Reservados.