fbpx

Entrevista: “El pequeño libro de la Ansiedad”

el pequeno libro de la ansiedad

¿Has sufrido alguna vez un ataque de ansiedad? Ansiedad de verdad, no me refiero a que te hayas puesto nervioso o hayas tenido un disgusto. En un ataque de ansiedad se pasa muy mal: cuesta respirar, se tienen vértigos y mareos, se sufren palpitaciones y sensación de peligro inminente, asociado a menudo a ataques de pánico. Si alguna vez los has sufrido ya sabes de lo que te hablo, como lo sabe Ferran Cases, que empezó a sufrirlos con apenas 16 años. Sin embargo, y mediante un trabajo interior constante, ha logrado vencer la ansiedad. Y ha publicado un libro para que otros puedan beneficiarse de lo que ha aprendido. Ferran ha hablado con Tu Coach para explicarnos mejor su experiencia. ¡Gracias por la estupenda charla, Ferran, y por El pequeño libro de la ansiedad!

Una de las primeras cosas que me ha sorprendido de tu libro es que hablas desde tu experiencia personal. Lo que cuentas, primero lo has experimentado. Empiezas a sufrir ataques de ansiedad con 16 años.

Sí, todo comenzó en segundo de bachillerato. En medio de una clase de literatura empecé a flotar, a tener una sensación de mareo constante. En ese momento me diagnosticaron un virus estomacal… ¿cómo se podía saber que eran vértigos consecuencia de un ataque de ansiedad en toda regla? Fue el primer episodio de ansiedad que sufrí.

El libro es ameno y didáctico: un verdadero manual/guía. ¿Tu principal propósito es ayudar a quien sufre la ansiedad, por encima de todo?

¡Sin duda! Yo conseguí superarla y que la puedan superar los demás se ha convertido en mi Ikigai -que diría mi amigo Francesc Miralles-, mi auténtico “propósito de vida”. Por eso el libro es un manual breve. Te lo digo por experiencia: quien padece de ansiedad necesita leer algo conciso y claro, no está para grandes teorías.

El libro es un edificio de seis pisos, con sus escaleras. ¿Por qué esta metáfora tan visual?

Porque ayuda a entender el mensaje que quiero transmitir: la idea del edificio es simple, subir escalones y llegar a pisos es algo cotidiano que todos podemos hacer cada día, y a la vez transmite la idea de superación: ir subiendo de nivel paso a paso. Tal vez el hecho de que lo escribí durante el confinamiento, encerrado en casa, tenga mucho que ver (sonríe).

Para vencer la ansiedad propones la resiliencia y la adopción de unos hábitos como forma de vida. Realmente, ¿todos podemos superarla, independientemente de la edad y las circunstancias personales?

Sí, y lo digo rotundamente. A algunos, que como yo hemos llegado a jugar la «champions» de la ansiedad, nos costará más tiempo. Y otros se sorprenderán de los resultados a las pocas semanas de empezar. Pero todos podemos vencerla. Por eso les doy tanta importancia a adquirir –saber adquirir– unos hábitos de vida correctos. He tratado de explicarlos con mucha claridad.

Recuperas una idea que está muy extendida pero que no solemos llevarla a la práctica: conocerse a uno mismo.

Sí. Conocerse, desde mi punto de vista, es imprescindible para saber como comprendes el mundo y como reaccionas ante los acontecimientos. Y aquí está el secreto, porque no tenemos ansiedad por lo que nos pasa, si no por cómo lo interpretamos. No lo digo yo, ya lo decía Epicuro años atrás.

¿Crees que la ansiedad ha aumentado con la vida que llevamos o siempre ha existido, pero últimamente se habla más de ella?

Las dos cosas. Siempre se ha sufrido de ansiedad aunque se ha hablado muy poco de ella…¡a nadie les gusta mostrarse vulnerable! Por otro lado, nuestro tren de vida actual la ha acentuado, a la vez que ha dejado, por suerte, de ser un tema tabú.

Nos explicas algunas terapias que te han ayudado. Me ha llamado la atención el qi gong ¿Puedes explicar al lector en qué consiste?

También se le llama “meditación con movimiento”. El qi gong es maravilloso, se trata de un ejercicio de danza muy suave con respiración. Está especialmente indicado para empezar con la meditación, si aún no la practicas: mientras ejerces el movimiento mantienes la mente concentrada en él. Si te distraes, si la mente se va a otros pensamientos, no puedes seguir con el ejercicio. ¡Te ayuda a concentrarte!

Insistes en que debemos “comprometernos con nosotros mismos” ¿He aquí el quid de la cuestión?

¡Claro! Con la ansiedad y con cualquier cosa que queramos lograr en esta vida. Sin compromiso no llegamos a ninguna parte. Piensa que propongo, en El pequeño libro de la ansiedad, adquirir unos hábitos que tal vez nunca hayas adoptado. El compromiso con uno mismo, la fuerza de voluntad, es absolutamente imprescindible.

El insomnio –asociado a la ansiedad- está ampliamente tratado en tu libro. Leía hace poco que las pastillas para dormir han aumentado su consumo, como los ansiolíticos, desde que empezó la pandemia…

Sí, yo también lo he leído. La pandemia nos ha puesto a prueba en todos los aspectos. Existe una medicación que puede ayudar, siempre bajo supervisión médica, porque es adictiva. Pero es solo una ayuda, nunca una solución: esto es importante.

Surgen más ideas que ya explicaban los clásicos: la importancia del diálogo interior ¿Cómo lo definirías?

En El peqeuño libro de la ansiedad me apetecía mucho hablar un poco de “filosofía para Dumies” en el libro (ríe). Yo no soy ningún entendido, pero leer filosofía me ha ayudado a abrir los ojos y a reinterpretar el mundo. En el caso del diálogo interno es especialmente importante. Todo el día nos decimos cosas feas tipo: no puedo, no soy suficientemente bueno, este lo hace mejor… Tenemos que empezar a hablarnos bien: soy la leche, hoy estoy muy guapo, soy bueno en mi trabajo. Parece una tontería, pero la forma con la que te hablas te ayuda a subir el ego y hace que pasen cosas muy interesantes en tu cerebro.

Y por último, y si alguien aún tiene dudas de leer el libro, al final nos ofreces una meditación guiada…

Sí, muy breve, en solo una página. En ella te explico cómo relajarte para poder conciliar el sueño, algo tan sencillo en apariencia pero tan difícil para quien sufre ansiedad… le sugiero al lector que lo pruebe. ¡Los resultados sorprenden!

“El pequeño libro de la ansiedad” (Ed. Planeta 2021) es un manual breve e incluso divertido. Su autor, Ferran Cases, mediante una metáfora de escaleras y pisos, introduce al lector en las pautas, imprescindibles y a la vez sencillas, que le permitirán librarse de la ansiedad, de la angustia o del insomnio. A pesar de su juventud, Cases nos habla desde su experiencia: su primer ataque de ansiedad fue con 16 años. Por eso sorprende la sencillez y a la vez la profundidad con que aborda el tema. Cases sabe muy bien de lo que habla.

Suscríbete a las novedades de nuestro blog

Ir arriba