fbpx

Hábitos tóxicos (y confinamiento)

Seamos sinceros que aquí, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Durante el confinamiento, ¿te cuesta más mantener hábitos sanos? Si me contestas que no tienes mi enhorabuena. Pero probablemente me dirás que sí, porque es lo más normal. Nos acribillan a información para mantenernos sanos, pero luego tenemos que encerrarnos en casa. Por tanto, voy a cambiarte el discurso: te voy a indicar que es lo que no debes hacer. Para ello voy a explicarte como evitar los hábitos tóxicos.

¿Qué son los hábitos tóxicos?

Te explico los que, según las estadísticas, se disparan en los hogares a partir de la sexta semana de estar confinados. Son conductas que pueden dañar tu salud, tanto física como emocional. Si los conoces, te darás cuenta de si estás cayendo en ellos y podrás poner remedio.

Hábitos tóxicos y confinamiento

Bebo para olvidar que estoy confinado

¿Recuerdas que cuando se decretó el estado de pandemia uno de los productos que desapareció primero de los supermercados de todo el mundo fue el papel higiénico? Pues a estas alturas, el producto que ha incrementado más su venta es el alcohol. Comparadas las cifras del 2019, las ventas de cerveza, vino o bebidas espirituosas se ha aumentado entre un 70% a un 90%. Recuerda que los bares y restaurantes están cerrados en su mayoría. Por tanto, el bebedor de alcohol social ha pasado a consumir alcohol en su propio domicilio. Si eres uno de ellos, ten cuidado, porque es fácil caer en la adicción.

Hábitos tóxicos alcohol

Cambio –para mal– mis hábitos alimenticios

Los alimentos ultraprocesados y los snacks para picar también se compran más. Comemos más entre horas (la cocina está muy cerca, ahora) y lo que comemos en poco saludable. No caigas en este hábito, que puede dañar tu saluda y hacerte ganar peso. Créate unas rutinas de alimentación lo más parecidas posibles a las que tenías antes del confinamiento. Y aprovecha para comer más verduras y fruta. Verás como te sientes mejor.

Más hábitos tóxicos: Fumo porque me aburro

Sí, el consumo de tabaco también ha aumentado. Y esta es una conducta doblemente peligrosa, porque a los riesgos del consumo de tabaco hay que añadir las complicaciones que puede causar si se contrae el coronavirus. Sé inteligente y aprovecha la oportunidad de estar en casa para plantearte el reto de dejar de fumar.

Hábitos tóxicos fumar

Internet. Esa tentación.

Recuerda que gracias a internet podemos trabajar desde casa, comprar online y mantenernos conectados. Nos ha facilitado la vida. Pero, como todo, tiene su parte negativa: tal vez te estés enganchando demasiado a las redes sociales (que son buenas solo hasta cierto punto) o incluso peor: te estés volviendo adicto a los juegos de azar online. Sí, amigo mío, las ludopatías por internet también han aumentado. O sea que ojo.

¡Duermo fatal…!

La preocupación por la situación, la falta de ejercicio o la mala costumbre de hacer siestas demasiado largas puede provocar que duermas mal. Solución: procura hacer ejercicio aunque estés en casa (una bicicleta estática o una elíptica son una buena inversión) y cumple un horario para ir a dormir y levantarte. Vigila con el celular antes de conciliar el sueño: no es aconsejable. Mejor lee un libro que te agrade en un ambiente tranquilo y silencioso.

Hábitos tóxicos dormir pocas horas

Soy mi propio médico

Te duele la cabeza, te notas ansioso, tal vez deprimido. Vas a la farmacia y pides que te vendan algo para automedicarte. No lo hagas, es peligroso. Ya sabemos que los servicios sanitarios están colapsados por la pandemia, pero siempre puedes llamar al doctor o tal vez conectarte por videoconferencia. Pero pide consejo a un profesional sanitario. No juegues con tu salud.

¿Y si medito un poco?

Ahora me gustas. Si ya la has practicado, sabrás los beneficios que suponen para tu salud y cómo te ayuda a mantener tu equilibrio interior. Si no te has iniciado, ahora es el mejor momento: solo necesitas un pequeño espacio tranquilo. ¿Qué no sabes cómo empezar? Ve a este artículo donde te lo explico.

Hábitos tóxicos. Para terminar…

Recuerda que esta situación irá suavizándose. Tal vez podremos recuperar una vida similar a la de la anterior de la pandemia, pero está claro que muchas costumbres, como trabajar desde casa, permanecerán. Por lo tanto, todos los hábitos tóxicos que hayas eliminado y los buenos que hayas adquirido formarán parte para siempre de tu vida. Será una inversión de futuro. ¿Vale o no la pena intentarlo?

Suscríbete a las novedades de nuestro blog

Ir arriba