fbpx

¿Qué es la Meditación y para qué sirve?

Qué es la meditacion

Son conceptos que se utilizan muchísimo en nuestras vidas y en la actualidad: meditación, yoga, mindfulness… Tal vez creamos que son prácticas nuevas, porque personas conocidas las utilizan y las recomiendan: en realidad son prácticas milenarias, que han vuelto a incorporarse al día a día de muchas personas en pleno siglo XXI. Preguntémonos por qué razón. Pero para saberlo, primero tenemos que conocer qué es la meditación.

“Debes encontrar el lugar dentro de ti donde nada es imposible”          

Deepak Chopra

Qué es la meditación

Encontrarás diversas definiciones de la meditación. Tal vez una de las más esclarecedoras es la que define la meditación como un ejercicio mediante el cual enfocamos nuestra mente para conducirla a un estado de calma y paz. Esta práctica nos lleva a la tan codiciada –y necesaria- paz interior.

Pensemos que habitualmente nuestra mente está en actividad (incluso cuando dormimos). El diálogo continuo con nosotros mismos y con los demás da pie, a menudo, a que nuestros pensamientos puedan resultar positivos; pero también negativos. Recuerdos, miedos, proyecciones mentales, pueden acudir a nuestra mente y entorpecer nuestra paz interior. En ocasiones extremas, este ‘desorden mental’ puede ocasionar angustia. Recordemos que la ansiedad y el estrés son problemas extendidos, desafortunadamente, a causa del ritmo vital y laboral actual. Aquí obtenemos la respuesta de por qué la meditación vuelve a ser utilizada en la actualidad. Necesitamos paz interior, pero nuestro estilo de vida nos lleva al extremo opuesto. Por eso la meditación cada vez es una práctica más extendida.

Meditación y constancia

La meditación es una práctica que, como cualquier otra, requiere de un periodo de aprendizaje, voluntad y constancia. Existen métodos, cursos y técnicas para conseguir dominar la técnica. Por eso es recomendable tener, al menos en los primeros estadios, un profesor que nos guíe. Existen también tutoriales por internet que pueden resultar muy útiles. Trataremos de proporcionar unas pautas básicas para que, quien no esté familiarizado con su práctica, pueda empezar.

¿Todos somos capaces de meditar?

¿Eres capaz de pensar? Entonces eres perfectamente capaz de meditar. Y cuanto antes empecemos mejor. Dice Dalai Lama:

“Si fuéramos capaces de enseñar a meditar a los niños a partir de los ocho años, la violencia en el mundo se erradicaría en una sola generación”.

Así de revolucionaria puede ser la práctica de la meditación. Para los más escépticos, aclarar que la meditación no tiene nada que ver con las seudociencias. Estudios médicos y del ámbito psicológico avalan los cambios físicos y mentales que una buena práctica de la meditación puede conseguir en quien la lleva a cabo.

Beneficios de la meditación

1- Aumento de la positividad

En un estudio de 2013, en Oxford, los participantes debían rellenar un cuestionario para medir su nivel de felicidad. Los practicantes habituales de meditación se declaraban personas felices en un 96%. Lo son practicantes, no llegaba al 57%.

La práctica de la meditación facilita el pensamiento positivo y nos da recursos para ahuyentar los negativos. En consecuencia, se aumenta en bienestar personal, con independencia de nuestras circunstancias sociales.

Qué es la meditación y para que sirve: Por ejemplo, ayuda a aumentar de la positividad

2- La meditación como antidepresivo

La práctica de la meditación alivia los síntomas depresivos en tanto que evita los pensamientos negativos y paralizantes, una de las características de esta enfermedad. De la misma manera, actúa como ansiolítico natural, ya que nos ayuda a poner distancia entre nuestro yo y nuestros pensamientos.

De hecho, muchos psiquiatras y psicólogos incluyen, dentro de la terapia para combatir trastornos ansiosodepresivos, ejercicios de meditación como soporte a la medicación. Para las personas sanas, la meditación es un potente antiestresante.

La meditación actuando cómo solución antidepresiva

3- La meditación y nuestro cerebro

Todos hemos oído hablar de la plasticidad neuronal. Pues bien, un estudio realizado en 2011 constató que las áreas que controlan la autoconciencia y la regulación de nuestra emociones se desarrollan mucho más en personas que las ejercitan. ¿Cuándo ejercitamos estas funciones? Fundamentalmente, durante la práctica de la meditación.

Cómo actúa la meditación con nuestro cerebro

4- Aumento de la concentración y de la creatividad

En nuestro día a día multitasking, la dispersión es uno de los peligros que más comúnmente nos acechan. La meditación dota de capacidad de concentración en cada una de las actividades que debemos realizar, haciendo que nuestro tiempo cunda más y disminuyendo la sensación de fatiga. De hecho, en niños y jóvenes con diversos grados de trastornos de la atención se ha demostrado la efectividad de la práctica meditativa.

Se ha demostrado en múltiples ocasiones, que si practicas meditación puedes prestar atención durante más tiempo y de una forma más efectiva.

Asimismo, la meditación bien aplicada nos lleva a un estado mental en que es mucho más fácil el pesamiento divergente, que ayuda a la capacidad creativa como impulsor de nuevas ideas.

Personas concentradas y siendo productivas

5- Ayuda a combatir los hábitos tóxicos

Está especialmente testado con el tabaquismo. En un estudio realizado en Irlanda en 2011 después de completar un curso de mindfulness durante un mes, el 36% de los alumnos dejó de fumar. En cambio, sólo un 15% de las personas que no habían practicado la meditación pudo abandonar el mal hábito.

Persona dejando el mal hábito de fumar

Tres Maneras de practicar la meditación

1. Concentración (Meditación Zen)

  1. Siéntate cómodamente, en el suelo o en una silla. No lo hagas en momentos de cansancio o sueño.
  2. Cierra los ojos.
  3. Inhala y exhala profundamente por la nariz, en respiración diafragmática (el aire va hacia en diafragma).
  4. Visualiza como tu zona abdominal se hincha y desincha acompasada con la respiración. Intenta que este ejercicio concentre tu mente de tal manera que no pienses en otra cosa más que en respirar.
  5. Repite este ejercicio en series de 10 respiraciones.

2. Contemplación (mindfulness)

  1. Escoge una actividad que realices diariamente en soledad, como un trayecto en tren o desayunar.
  2. Cuando hayas escogido la actividad, concéntrate solo en ella, detalladamente: saborea el zumo de naranja, unta con tranquilidad el pan con la mermelada, saborea cada bocado. Visualiza la comida como baja por tu esófago y se deposita en tu estómago…
  3. Lo más importante es evitar que a tu mente acudan pensamientos que se alejen de este momento. No te recrees en ellos. Sencillamente, vuelve a concentrarte en tu desayuno. Los pensamiento no deseas se irán solos.
  4. Si a tu mente afluyen pensamientos que no tengan nada que ver con lo que estás contemplando deja que desaparezcan, sin más. No te obsesiones.
  5. También puedes aplicar esta técnica cuando hagas estiramientos, cada mañana. Visualiza tus músculos, tus pulmones, las vértebras de tu columna…
  6. La contemplación facilita que te vivas más intensamente el presente. Esta circunstancia nos ayudará a relativizar y tomar distancia de aquello que pueda estorbar nuestra paz interior.

3. Trascendencia: Meditación Trascendental

  1. Adopta una posición cómoda, como en el primer ejercicio.
  2. Escoge una palabra –mantra- que te aporte buenas vibraciones: paz, amor, felicidad, alegría…
  3. Cerrando los ojos, pronuncia la palabra elegida en voz alta, arrastrando la última sílaba: felici-daaaaaaaaaad, en un tono grave y relajando la musculatura de la boca.
  4. Repite la palabra acompasándola a tu respiración, que ha de ser de expiraciones largas. Verás que, después de repetirlo durante un periodo de tiempo, irás relajándote. Debes alargar este ejercicio durante 20  minutos, intentando no pensar en nada. Si te vienen pensamientos, no te preocupes: concéntrate en la palabra y la respiración y desaparecerán.

4 comentarios en “¿Qué es la Meditación y para qué sirve?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba