fbpx

Conciliación familiar y laboral

Conciliación familiar y laboral

Si estás leyendo estas líneas es porque eres una persona concienciada con la compaginación de la vida personal y laboral. En nuestros días, esta tarea se ha vuelto difícil, sobre todo para la mujer, que tradicionalmente estaba al cuidado de los hijos y del hogar. El nuevo modelo económico y laboral ha cambiado en esencia estos roles, pero la situación familiar no se ha adaptado a este cambio. Te explicamos en qué consiste la conciliación familiar y laboral y cómo podemos hacer para mejorarla.

Qué es la conciliación familiar y laboral

La conciliación –del latín conciliato– hace referencia a la acción de acordar, compatibilizar, de llegar a un acuerdo entre dos o más partes, para lograr el bien común. Si enmarcamos este concepto en el binomio familia/trabajo, se entiende perfectamente que se trata de poder realizar ambas tareas de manera eficiente, sin menoscabo de una de ellas y sin que signifique una sobrecarga para quien las lleve a cabo. ¿Crees que estamos en esta situación? Vamos a analizarlo.

La incorporación de la mujer al trabajo

Incorporación de la mujer al trabajo

A partir de los años sesenta del siglo pasado, la gradual incorporación de la mujer al mundo laboral y el acceso cada vez mayor a la formación superior y universitaria supuso un cambio drástico en los roles tradicionales: el marido proveedor y trabajador y la esposa ama de casa al cuidado de los hijos. Dicha incorporación femenina se realizó sin haber cambiado la clasificación tradicional. En la mayoría de los países ricos donde tiene lugar este fenómeno la mentalidad patriarcal continua, todavía hoy, subyacente. Esto implicará que, en lugar de repartir las tareas de manera equitativa, la mujer asumirá su nuevo rol laboral sin desprenderse del anterior (la denominada “doble jornada”).

A finales del siglo XX, Europa empieza a incorporar, en sus políticas laborales, que hacían más fácil la incorporación de la mujer al mercado laboral, aunque a menudo favorecían la vuelta al hogar (excedencias o reducciones de jornada).

La difícil conciliación

Pero recordemos que la conciliación es un equilibrio real entre las diferentes áreas de la vida de un trabajador (privada, familiar y profesional). Después de tantos siglos de cultura patriarcal, cambiar los marcos mentales para, consecuentemente, cambiar normativas, aún no se ha logrado, aunque se esté dando pasos cualitativos importantes. No olvidemos que, además de permitir la incorporación de la mujer a la vida laboral en las mismas condiciones que el hombre, la conciliación lleva intrínseca el reparto equitativo de las tareas domésticas y del cuidado de los hijos, si los hay.

Equilibrio entre la vida personal y laboral

Presentismo y renuncia

Seamos sinceros: un equilibrio real se consigue cuando la mujer asume las mismas funciones que el hombre en la pirámide laboral (también en los puestos directivos) y el hombre asume las mismas funciones que la mujer en la vida familiar. Aún queda mucho por hacer. Uno de los grandes escollos es el excesivo presentismo que la empresa aún reclama al trabajador, aunque hay iniciativas que están abriendo camino. Google es un ejemplo de empresa modelo en cuanto al trato que dispensa a sus trabajadores: flexibilidad horaria, desayunos y almuerzos gratuitos, escasa jerarquización y posibilidad de trabajar desde casa (esta última posibilidad afecta especialmente a las trabajadoras). Un nivel alto de satisfacción de los empleados está directamente relacionado con la motivación laboral y, por añadidura, con el aumento de la productividad. Por ello, para la empresa, facilitar la conciliación se convierte en un aumento de la productividad.

Pero todavía, mayoritariamente, la verdadera conciliación es más un sueño a alcanzar que una realidad, cosa que propicia que muchas mujeres renuncien a su trabajo por resultarle imposible compaginarlo con la responsabilidad de los hijos. Solo las mujeres con un alto nivel salarial pueden delegar estas funciones a terceras personas, pero estamos hablando de una minoría.

Mujer cambiando de trabajo a causa de la conciliación familiar y laboral

El mercado digital

La conciliación laboral gracias a internet ofrece muchas opciones. El reciente desarrollo y aumento de las empresas online abre posibilidades para que la mujer pueda ser empresaria. Según la empresa Hotmart, una plataforma de infoproductos que es todo un referente en el mercado de habla hispana, cada vez más son las mujeres las que encabezan proyectos que llevan a una verdadera conciliación. Tengamos en cuenta de que en España, en el 2019, solo había un 30% de mujeres directivas. El paso, pues, es enorme.

No debemos olvidar que esta conciliación también corresponsabiliza al hombre. Cada vez más hay emprendedores de ambos sexos que dirigen su proyecto desde su ordenador, sin localización ni horario rígido. La digitalización del mercado laboral hará a la larga posible una correcta conciliación.

Mujer trabajando en ordenador a causa de la conciliación familiar y laboral

Algunas medidas para facilitar la conciliación familiar y laboral

Control salarial

¿Has oído hablar de la brecha salarial? En España, las mujeres ganan, en general y a igual ocupación laboral, un 13% menos que los hombres. Extensible en mayor o menor medida a los países ricos, si a este dato añadimos que muchas veces las mujeres se ven obligadas a trabajar en jornadas reducidas, la capacidad adquisitiva de éstas es menor. Una buena normativa que regule la igualdad salarial y evite casos de discriminación por género es una de las primeras medidas que deben tomarse.

Horario flexible

Si el trabajador o la trabajadora puede adaptar su jornada laboral a sus necesidades familiares, permitiendo incluso poder trabajar total o parcialmente desde casa, se evitarán las reducciones de jornada e incluso las renuncias al mercado laboral. La conciliación familiar y laboral estará mucho más al alcance de todos.

Solicitud de excedencia

Supeditada a las características de la empresa y a la posibilidad para asumirla.

Ampliación del permiso de lactancia

Para ambos progenitores, con la posibilidad de disponer de una hora para atender al bebé.

Ventajas de la conciliación

Brevemente, y obviando la calidad y bienestar de los trabajadores y de los hijos, la empresa se verá beneficiada, como hemos apuntado antes, si facilita la conciliación en:

  • La retención de talento. Un buen profesional no abandonará la empresa si se siente satisfecho.
  • Atracción de talento: Los buenos profesionales buscarán compañías que le faciliten la conciliación.
  • Menos absentismo: El trabajador no tendrá que elegir entre su trabajo y una urgencia familiar.
  • Mejora del ambiente laboral: Y de las relaciones con sus compañeros.
  • Reducción de costes: Si se incentiva el trabajo desde casa. La empresa ahorra en instalaciones y mantenimiento.

4 comentarios en “Conciliación familiar y laboral”

  1. Muy buena información, sin embargo ¿Por qué muchas empresas se empeñan en mantener ese modelo que nos obliga a elegir entre familia y desarrollo laboral? Algún beneficio les reporta pienso yo, si hablamos de países donde se aumenta el permiso pre y postnatal entonces dejan de contratar mujeres, como padres nos toca enseñar a nuestros hijos sin importar su género a entender que las labores de la casa son responsabilidad de todos, y no solo de la mamá, es entonces cuando de verdad se va a dar un cambio, no antes

    1. Tienes toda la razón. Y este cambio que tú reivindicas tiene que venir, necesariamente, de un cambio de mentalidad, también en el concepto empresarial. Una brillante observación. ¡Gracias por seguirnos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba