fbpx

Las principales causas de la obesidad

Causas de la obesidad

Cuando observamos a una persona que come mucho y que está obesa tenemos siempre la tentación de pensar que su cuerpo es fruto de un exceso de comida. Y si bien es cierto que un abuso continuado de la ingesta de alimentos contribuye a un aumento de nuestro peso corporal, seguro que en nuestra mente recordamos otros casos de personas que comen muchísimo y que siempre las hemos visto delgadas, lo que sugiere que, si bien comer mucho puede ir relacionado con la obesidad, no estamos ante una correlación inequívoca i exacta. Entonces, ¿qué es lo que causa la obesidad? Existen una serie de múltiples factores que afectan a nuestro cuerpo. Veamos las principales causas de la obesidad.

1. Alimentación poco saludable

En los países desarrollados, durante las últimas cinco décadas, el nivel de la calidad de vida y la tendencia a la opulencia se ha incrementado de forma exponencial. Ahora existe una tendencia casi universal que consiste en comer alimentos ricos en grasa, sal y azúcares. Este mal estilo de alimentación se resume en un consumo excesivo e innecesario de calorías, en un abuso del fast food (comida rápida) y en tomar bebidas con un alto contenido calórico. En definitiva, una de las principales causas de la obesidad es elegir una dieta incorrecta e insana.

Comida basura

2. Sedentarismo

Comer mal es un castigo para nuestro cuerpo y para nuestra salud, pero se podría paliar en parte con la práctica de ejercicio. Sin embargo, se ha extendido un estilo de vida donde el sedentarismo es el rey, ya que cada vez es mayor la automatización de nuestras actividades laborales, lo que unido a los medios modernos de transporte –que no requieren ningún esfuerzo por nuestra parte– y una mayor vida de carácter urbano (ascensores, escaleras automáticas…) nos eluden el esfuerzo necesario para quemar calorías que, anteriormente, se practicaba de manera natural ante la ausencia de estas comodidades que tienen su parte dañina.

El sedentarismo es una de las causas de la obesidad

3. Factores genéticos

Vemos que hay gente que come mucho y está obesa, vemos que hay que gente que come mucho y está delgada, pero también hay personas que prácticamente no comen y sufren de obesidad. Esta última circunstancia viene derivada de un problema de carácter genético. Algunos estudios relacionados con esta cuestión han determinadoque, entre las principales causas de la la obesidad puede ser la hereditaria, con genes que influencian en la cantidad de grasa corporal y en su distribución. Hay que estar atentos a esta cuestión y, en la medida que sea posible, intentar contrarrestar y minimizar sus efectos.

La genética es una de las causas de la obesidad

4. Ciertos medicamentos

Es cierto que alguna medicación puede provocar una ganancia de peso si su ingesta no viene compensada con dieta o la práctica de ejercicio. Entre estos medicamentos figuran algunos antidepresivos, anticonvulsivos, esteroides, antipsicóticos, medicamentos para la diabetes y betabloqueantes. Lo más probable es que nuestro médico nos advierta de dicha circunstancia, pero igualmente es más que aconsejable leer las instrucciones de uso y sus efectos secundarios, al mismo tiempo que plantearse y buscar soluciones para que no redunden en un incremento de nuestro peso corporal.

Ciertos medicamentos son una de las causas de la obesidad

5. Factores conductuales

Seguro que conocéis el dicho latino Mens sana in corpore sano y que expresa la aspiración de un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado, o sea, que debemos tener en consonancia nuestra mente y nuestro cuerpo, ambos alineados con la salud. La realidad para muchos de nosotros es totalmente la contraria: imbuidos por hábitos nocivos, como es el incorrecto consumo de alimentos, el tabaquismo y la ingesta de alcohol, la obesidad acaba siendo una de las consecuencias más vinculadas a la práctica de una vida desordenada.

Mens sana in corpore sano

6. Factores socioculturales

Debemos tener en cuenta de que la obesidad está asociada a un menor nivel de estudios y menor nivel de ingresos para comprar alimentos saludables. La denominada comida basura está en la parte más baja de la cadena alimenticia, tanto por lo que se refiere a grado de calidad (entendida como comida saludable) como desde el punto de vista económico. Carecer de recursos suele ir vinculado a comer mal y aunque se impulsen políticas para comer de manera equilibrada, demasiado a menudo muchas personas, aun sabiendo cuál es el camino correcto, no disponen a su alcance de medios para escogerlo.

Cartera vacía

7. Sexo femenino

La obesidad en las mujeres puede venir asociada, principalmente, tanto al embarazo como a la menopausia. Y no sólo en estos supuestos, sino que también se presenta en mujeres que tienen síndrome de ovario poliquístico, que es una afección endocrina que impide la correcta ovulación. Ante todos estos escenarios, hay que prever el riesgo y tomar medidas lo antes posible y de la manera más efectiva para evitar un aumento desproporcionado de peso que después costará horrores perder.

Grupo de mujeres

8. La edad

El paso de los años comporta, de forma inexorable, una degradación del cuerpo y de su correcto funcionamiento. A medida que vamos envejeciendo sufrimos una serie de cambios hormonales, situación que, añadida a un estilo de vida generalmente menos activo por la irremediable pérdida de fuerza y vitalidad, contribuyen a menudo a la aparición de la temida obesidad.

Evolución humana, el paso de los años

9. Raza

En el mundo existen numerosas etnias, todas ellas con características diferentes entre ellas: más altos o más bajos, más o menos corpulentos… y también con más o menos propensión a la obesidad. Así, se ha constatado un alto grado de incidencia de la obesidad tanto en los afrodescendientes como en las personas de origen hispano, lo que significa que tienen que vigilar más qué comen y cuánto comen.

grupo multiracial

¿Cómo puedo saber si sufro obesidad?

El diagnóstico de la obesidad tiene lugar cuando el índice de masa corporal (IMC) es igual o mayor que 30. Para determinar tu índice de masa corporal, divide tu peso en kilos por tu altura en metros cuadrados y si el resultado es superior a 30, sufres obesidad.

Te ponemos dos ejemplos.

a) Si pesas 100 kilos y mides 1,80 metros, divides 100 por 1,802  (3,24) y el resultado es 30,8, por lo que sufrirías obesidad.

b) Si pesas 70 kilos y mides 1,65 metros, divides 70 por 1,652 (2,72) y el resultado es 25,7, por lo sólo que tendrías algo de sobrepeso (el rango va entre 25 y 29,9).

Y recuerda…

La obesidad no es solo un problema estético, es una enfermedad compleja que aumenta el riesgo de enfermedades y problemas de salud, tales como enfermedades cardíacas, diabetes, presión arterial alta y ciertos tipos de cáncer. Conocer las causas de la obesidad es el primer paso para no padecerla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba