fbpx

¿Cuáles son los mejores alimentos para diabéticos?

Alimentos para diabéticos

Alimentos para diabéticos. Algunos apuntes sobre la diabetes

La diabetes es una enfermedad cuyo crecimiento ha sido muy importante en los últimos años y su impacto seguirá en aumento durante las próximas décadas, sobre todo por el incremento de uno de los factores de riesgo más importantes, como es la obesidad. Cuando se contrae, convivir con ella se asienta sobre tres pilares básicos: el ejercicio físico, el tratamiento farmacológico y la alimentación y, centrándonos en esta última, es del todo imprescindible que los pacientes diabéticos lleven una dieta sana, equilibrada y variada. Es por eso que vamos a explicarte cuáles son los mejores alimentos para diabéticos.

La dieta y la diabetes

La dieta para una persona que sufre de diabetes es clave a la hora de controlar los niveles de azúcar en la sangre, tratando de mantenerla constante para evitar las tan temidas hipoglucemias (bajo índice de azúcar en la sangre) e hiperglucemias (alto contenido de azúcar en la sangre). Por ello, una vez sea diagnosticada la enfermedad, se hace muy necesario que el paciente acuda a un nutricionista para que le realicen una evaluación completa sobre lo que come y le prepara un plan nutricional adaptado a su nueva situación. Esta dieta se resumiría en incluir y aumentar el consumo de alimentos ricos en fibras (ayudan a controlar la glucemia), y consumir alimentos de bajo índice glucémico (que no favorezcan el aumento del azúcar en la sangre). Es importante, también, controlar el consumo de nutrientes con altos contenidos grasos, para evitar las complicaciones cardiovasculares. Pasemos a detallar qué podemos ingerir si sufrimos diabetes.y cuáles son los mejores alimentos para los diabéticos.

Alimentos para diabéticos. Cuáles son los más recomendables

Alimentos proteicos

Normalmente, los alimentos con altos niveles de proteínas no afectan a los niveles de glucosa sanguíneos porque su contenido en hidratos de carbono es simbólico o nulo. La cantidad diaria recomendada depende de la edad, la estatura, el peso y el nivel de actividad física, lo que requiere la labor del nutricionista, aunque para que nos hagamos una idea,  en el caso de un adulto de talla media, hablaríamos de unos 65 gramos. Para alcanzarla, lo más factible es que en las tres comidas principales haya una ración de carne, pescado, huevos y legumbres.

Los huevos y las legumbres son un buen alimento para los diabéticos

Alimentos con magnesio

Entre los alimentos para diabéticos, este mineral ejerce un papel clave en la producción de proteínas y contribuye a regular los niveles de glucosa en sangre, ya que interviene en el metabolismo de la insulina. Al parecer, si sufrimos la diabetes tipo 2 (es la forma más común de diabetes: el cuerpo no produce suficiente insulina o las células no hacen uso de la insulina), una dieta rica en magnesio ayudaría a reducir dicho riesgo una cuarta parte. Entre los alimentos ricos en magnesio tenemos los frutos secos (especialmente las nueces), legumbres, verduras de hoja verde (sobre todo, espinacas y brócoli), pescado azul, chocolate negro y café.

Alimentos con magnesio. El café, por ejemplo.

Alimentos con hidratos

Preferiblemente legumbres y cereales integrales. Los alimentos ricos en hidratos de carbono son los que tienen un mayor impacto sobre los niveles de glucosa sanguíneos, por lo que se impone limitar los azúcares o hidratos de carbono simples, las harinas refinadas y los productos preparados con ellas (azúcar de mesa; pan, pasta y arroz blancos; zumos de frutas y bebidas azucaradas; productos horneados como galletas, pasteles…). Su digestión es muy rápida y pasan a la sangre con demasiada rapidez, lo que genera un exceso de producción de insulina. Por este motivo, conviene elegir cereales integrales (pan, arroz, cereales sin azúcar añadido, quinoa, trigo sarraceno…) y legumbres.

Consumir fibra es imprescindible

Entre los mejores alimentos para los diabéticos se deben incluir todos aquellos que contengan un alto porcentaje de fibra. Esta mejora la digestión y el tránsito intestinal, además de saciar el apetito. En caso de diabetes, seguir una dieta rica en fibra es vital porque ayuda a ralentizar la absorción de los hidratos de carbono en el intestino, o sea, ayuda a controlar mejor la glucemia. A las personas diabéticas –y a las que no lo son– se recomienda consumir un mínimo de 25 gramos de fibra diariamente ingiriendo verduras, legumbres, frutas, cereales integrales o tubérculos.

Alimentos con fibra. Consumir fibra es un alimento imprescindible para los diabéticos

Grasas saludables

No existe un criterio unánime sobre las grasas y su relación con la diabetes: hay quienes insisten en limitarlas todas, pero de unos años a aquí se impone una postura más innovadora y sugieren grasas saludables, como el aceite de oliva virgen, los frutos secos, el pescado azul…, al mismo tiempo que permiten alimentos ricos en grasas saturadas o colesterol, como huevos y algunos lácteos (leches fermentadas como el yogur y algunos tipos de quesos), ya que actualmente se ha demostrado que no son perjudiciales, sino que aportan beneficios a la salud.

Grasas saludables, perfectas para los diabéticos

Alimentos para diabéticos: generan ayudas anti-glucosa porque intervienen en el metabolismo de la glucosa

Los más interesantes serían:

  • Frutos rojos. Con un índice glucémico muy bajo, se convierten en una fuente extraordinaria de vitamina C y sus compuestos fenólicos mejoran la regulación de la glucosa.
  • Canela. Mejora la glucosa en ayunas de las personas con diabetes tipo 2 o con prediabetes, y no sólo eso, sino que también disminuye el azúcar en sangre y mejora el colesterol.
  • Chocolate (con alto contenido en cacao). Los flavonoides (pigmentos naturales presentes en los vegetales y que protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes) del cacao cuentan con un efecto protector y antidiabético, contribuyendo a la prevención de la diabetes tipo 2 y la obesidad.
  • Los alimentos ricos en omega 3. Mejoran el metabolismo de los hidratos de carbono y de las grasas, por lo que rebajan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Sus ácidos grasos parecen aumentar el nivel sanguíneo de la adiponectina (una hormona) que se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad coronaria. Los principales alimentos ricos en omega 3 serían el pescado azul y las nueces. Se ha probado que tomar dos raciones de nueces a la semana consigue reducir el 21% del riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2.

Y recuerda que…

La diabetes no controlada incrementa el riesgo de desarrollar otras enfermedades graves. Sin embargo, ingerir alimentos que ayudan a mantener controlado el nivel de azúcar en la sangre, la insulina y la inflamación puede reducir de una manera drástica el riesgo de desarrollar complicaciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba